PEQUEÑOS GESTOS - LAS CÁPSULAS DE CAFÉ

Después del post de cómo tener pequeños gestos con el medio ambiente para reducir sobre todo el consumo de plásticos en la tienda y reciclar la mayor cantidad de cosas posibles, he empezado a observar los residuos que generamos en casa. 



Lo primero, a primera hora del día, la cápsula del café. Yo soy coffee lover, y me encanta nespresso, por la calidad del café, por la presión del agua y la espuma que genera... si te gusta el café ya sabrás que en cuanto a máquinas, cada uno tiene sus manías y sus gustos. 

Cada día consumimos un mínimo de 4 cápsulas de café, eso los días que no estamos casi en casa. En verano se multiplican, café con hielo, café para los amigos o familiares que comen o cenan en casa... una barbaridad de cápsulas que acaban en el contenedor amarillo, con dentro, residuo orgánico. 



Primer paso. Vaciar las cápsulas y usar ese café usado como abono para las hortalizas de mi huerto ecológico. Si, cuchillo y cucharilla para vaciar cada cápsula. 
Y haciendo eso pensé, seguro que existe alguna cápsula compatible que se pueda rellenar. ¡EXISTE!

Hay de dos tipos, de acero inoxidable y de plástico. He probado las dos. Las de acero inoxidable no me acaban de convencer. No se si el agua no sale con la suficiente presión pero el café lo encuentro pobre. Las de plástico, no tienen bisfenol ni BPA y el filtro es mucho más chiquitín, por lo que creo (desde mi ignorancia en el tema) que la presión del agua es mayor y el café sale mucho mejor, vaya, que se asemeja más a las cápsulas de aluminio de nespresso. 

Hay quien me ha dicho que rellenar la cápsula no es rápido, que un café tiene que ser más rápido porque no tenemos tiempo. Yo ahí digo: 
si no eres capaz de disfrutar preparando y tomando el café, replantea tu vida. 
Un gesto que nos ‘consume’ 2 minutos más en nuestro día a día. 



Y aquí no acaba la cosa, compartir este tipo de información, es de guapas, como dice la vecina rubia. Pero traer estas cápsulas a la tienda, en un pack de tres unidades a 6’90€ es de... hermosas!
Te dejo el link aquí para que te lleve a la web directamente y puedas ver los tres colores que hay disponibles. 

Os digo que van muy bien, que el sabor del café y la calidad no cambia y que por pequeño que es el gesto, ayuda. 

En cuanto tenga un ratin escribo más cosas y os cuento más novedades que van a llegar para reducir el consumo de plásticos. 

Comentarios