una comunión llena de mágia

El año pasado, Claudia y su mamá entraron en magenta, y quedaron enamoradas de todas las cosas bonitas que teníamos. Nos encantaban sus visitas, el ratito que estábamos charlando y compartiendo.
A los pocos meses, vinieron para que decorásemos la Primera Comunión de Claudia, y ella, lo tenía muy claro, quería una comunión mágica, con unicornios y decoración bonita.

Así, que pensando siempre en el gusto de Claudia, nos pusimos a trabajar en la decoración de la mesa de los niños y niñas. 
Claudia como protagonista de un día tan especial como es el día de la Primera Comunión, tenía una sorpresa en su sitio.
Una corona de unicornio que hicimos expresamente para ella, con flores, con sus colores preferidos.


Quisimos que cada invitado/a tuviera un globo mágico, así que la decoración de la mesa tuvo como protagonistas los arcoíris y los globos mágicos. Presidia la mesa, en el sitio de Claudia, un gran unicornio sonriente.


En la mesa, unos pequeños centros de flores con los colores preferidos de Claudia, y daban un toque todavía más mágico, en un mantel perfecto para la ocasión.


Claudia estaba radiante, y se llevó una gran sorpresa al ver su regalo en la mesa. Lo pasaron en grande, y nosotras felices de que así fuera.
Si quieres que formemos parte de tu día especial, no dudes en pedir presupuesto sin compromiso!