un cesto, tres usos

Este verano, las que no tenemos el capazo circular, somos la resistencia, como diría la vecina rubia.
Y las que nos resistimos a las modas, solemos buscar alternativas, mucho más prácticas, con más personalidad y menos saturadas.

Hoy te voy a hablar de los cestos, un complemento básico al que puedes darle diferentes usos.
¿Los descubrimos?

Los cestos, pueden ser el complemento que estás buscando. La variedad de tamaños, te permite elegir el ideal para ti. Si eres de las que lleva monederos, neceser y bolsitas con todas las cosas separadas, llaves, maquillaje, dinero... sabrás que cuanto mayor sea el bolso, más cómoda vas a sentirte, sobretodo porque vas a llevar contigo todo lo que para ti es imprescindible.


Cestos de paja y rafia natural, que ahora se cuelan en nuestros armarios convirtiéndose en un complemento básico de verano. Pero que además, pueden desempeñar otras funciones.
En casa puedes dar calidez usando los cestos como maceteros para tus plantas. Con cactus y palmeras quedan genial!


Pero en casa puedes darle muchos más usos. A mi los cestos de mimbre me encanta usarlos para almacenar, bien sea en el baño para tener colocadas todas las toallas organizadas, o bien como revistero en el salón. Son objetos multifuncionales, además lo puedes reciclar, si lo usas en verano como bolso, puedes darle una segunda oportunidad y decorar tu hogar con ellos.


El mimbre, la rafia y lso materiales naturales aportan calidez. Puedes usarlos en todos los estilos, no necesariamente en casas de estilo rústico, en entornos con toques modernos y minimalistas quedan muy bien. Los materiales, si los combinas pueden crear un ambiente único y muy personal.
Los elementos naturales, siempre son un acierto!


te dejo un enlace a un tablero de pinterest que he creado para que te inspires, para que veas los usos que puede tener un mismo cesto, y si lo necesitas en tu vida, aquí, puedes ver todas las novedades que tenemos en magenta 

¡Feliz día!