slow cooker







Hace días que quería escribir este post. Quiero hablaros de la #slowcooker
Si me has seguido por stories ya has visto que es, si no lo has visto, te lo cuento!

La slow cooker es una olla de cocción lenta eléctrica. No alcanza más de 100ºC asi que te puedes imaginar lo que tarda en cocinar. 

Y aunque esto de la lentitud pueda parecer un inconveniente, te aseguro que es una maravilla. 
Al cocinar lento, sin prisa, cocina como antaño. 
Los guisos y en general todas las recetas, se parecen a las de la abuela. 
Esto hace que los alimentos se cocinen poco a poco y que no pierdan sus propiedades. 
Primer punto a favor!

Aunque sea eléctrica, no consume excesivamente, es más, consume más hacer un puchero en la vitro que hacerlo con la slow cooker 

Lo único que necesitas con esta olla es planificación y tiempo
Ahora puedes que pienses 'si yo voy escaso/a de tiempo' 
Pues te aseguro que eso es la mayor ventaja!


Se acabó cocinar por la noche para tener la comida del día siguiente y tener La Cocina patas arriba a altas horas. 
Yo por la noche dejo preparando la comida para el día siguiente. Y al levantarme, ya tengo la comida hecha. Pero cocinada slow, sin prisa, y cumpliendo uno de los propósitos del año nuevo: comer mejor. 

Hay diferentes tipos de ollas, y de diferentes marcas, tamaños etc. Te voy a contar cuál es la mía.
Somos dos en casa, pero nunca cocinamos para dos, en nuestra casa la colección de tuppers es inmensa, así que nos decidimos por la de 6 plazas, para poder congelar lo que cocinamos.

Resultado de imagen de slow cooker PANEL ELECTROLUX
Es muy sencilla de usar, tiene diferentes niveles de calor, programas las horas, y a parte, la nuestra tiene la función sopa y la función 'buffet'

Dependiendo de lo que quieras cocinar, va mejor una función u otra. Por ejemplo, un puchero, puedes tenerlo a baja y durante 8 horas de cocción, ¡imagínate como está de bueno!
Hay otras recetas en que es aconsejable precalentar la olla, y para ello, lo mejor es la velocidad rápida, no te de cocción, si no de calentado. La olla se calienta con mayor rapidez. Los bizcochos, por ejemplo, mejor con la olla precalentada.

Y hablando de bizcochos... La olla tiene tapa, esto hace que el caldo, agua, liquido, no se evapore como en una olla corriente, pero en el bizcocho esta falta de evaporación nos puede jugar una mala pasada y 'mojarse', bien, entre la tapa y el molde, es tan sencillo como poner un paño de algodón o de rizo, y los líquidos que se evaporan se absorben sin dañar nuestra receta.
Imagen relacionada
a mi slow life, le ha venido de perlas la slow cooker, porque mientras dormimos, ella cocina! Ah! y si algún día se va la luz, ella memoriza el tiempo que le queda para acabar de cocinar, y cuando la vuelves a enchufar, retoma la cocción en el punto que lo había dejado.

¿qué pasa si cuando acaba la slow cooker no estas en casa? no pasa nada! ella se para, continua contando el tiempo para que sepas el rato que la has dejado encendida, pero al tiempo que tu le hayas marcado, deja de cocer.
¿sabes lo que es llegar a casa y tener la sopa cocida? ¡y caliente! y con un caldo que quita el hipo!

A parte de la slow cooker, compramos un molde para tartas y bizcochos, y dos libros de recetas, aunque te aseguro que es muy fácil pillarle el punto e intuir los tiempos de cocción

El libro de recetas para slow cooker de Marta Miranda es una pasada. recetas tradicionales, recetas de la abuela, bizcochos dulces, mermeladas, confituras...
todo lo que puedas imaginar lo puedes cocinar. Mejor dicho, todo lo que cocinas habitualmente, lo puedes cocinar con la slow cooker, y las recetas que parecen más complicadas, con esta olla, se vuelven sencillas!

Voy a intentar crearme el hábito de cada jueves escribiros una receta para la slow cooker, os vais a sorprender de lo maravillosa que es, y os crearé la necesidad de tener una, lo sé, pero vuestra vida va a mejorar, te olvidas de cocinar, comes bien, y disfrutas


lo dicho, voy a intentar escribiros cada jueves una receta!!