cómo cuidar la flor de pascua

Llega la navidad, y si hay un complemento decorativo que no puede faltar en casa, es la flor de pascua, también conocida como poinsettia.
Hoy os vamos a dar unos sencillos consejos para que la cuidéis adecuadamente y os dure, no sólo en navidad, también durante todo el año

  1. TEMPERATURA - Hay que evitar los cambios de temperatura. Se conservan muy bien en la calle, o en el balcón, o en la terraza, en lugares fresquitos, por tanto, al llegar a casa, hay que evitar ponerla cerca de una fuente de calor. Cuando venís a magenta, yo siempre os doy el mismo consejo. Durante el día déjala dentro pero alejada de la calefacción, y por la noche, sácala a la galería, el fesquito le sentará bien después de estar dentro de casa todo el día.
  2. RIEGO - hay que ser moderad@s con el riego. La mejor manera de saber cuando necesita agua, es tocando la tierra, si está seca, es el momento de regarla. ¿cómo regarla? nunca por arriba, es mucho mejor que pongas un plato o un recipiente y le eches agua en él. Poco a poco verás como va bebiendo, y como se va regando. Cuando al planta ya no admita más agua, no dejes el plato con agua, ya que puede podrir sus raices
  3. LUZ - Para que no pierda la tonalidad roja, rosa, blanca o del color que hayas elegido, debemos ponerla en un lugar luminoso, pero evitando que le dé el sol, unos rayitos en un periodo de tiempo breve no le sentarán mal, pero si se pasa todo el día tras una ventana con sol directo, acabará quemándose.

Te dejo con unos consejos muy prácticos y muy visuales que nos ha dejado fronda en su web


Puedes pasar por la tienda a por tu flor de pascua, o a hacer tu reserva! 

❤ Magenta ❤
c/sant pasqual, 10