8 de marzo, todos los días

Chicas, no me gusta este día. 

No me gusta la máscara que está empezando a llevar.
 
¿Cuántas de esas orgullosas de ser mujer dijeron...? 14/02-"yo le quiero todos los días"

Pues chatas, yo también me quiero todos los días, y todos los días estoy orgullosa de mi. Todos los días soy consciente de mis defectos y de mis numerosas virtudes. Todos los días



Para reivindicar nuestros derechos, no olvidemos los de otros, no olvidemos el respeto. 
Nos queda mucho camino por hacer, que deberemos hacer todas juntas, todos los días. 
Siempre desde el respeto, siempre desde la convicción de querer lo que pregonamos y siendo conscientes de que esto no es una lucha contra el hombre. 

Empiezo a odiar los sin sentidos que se dan a ciertos días o a ciertos actos. 

Vamos a ver, ¿es necesario cambiar los semáforos? De verdad ¿es necesario poner una silueta con falda? Las mujeres también llevamos pantalones, y sinceramente a mí no me molesta no tener una silueta con pantalones en un semáforo. 
Me molesta mucho más saber que hay muchas mujeres trabajadoras sin sueldo. Son amas de casa, dedican 24 horas a su hogar, a su familia y no reciben ninguna compensación económica. 

Me molesta mucho más que en una entrevista de trabajo, te puedan llegar a preguntar si tienes pensado ser madre o si tienes pensado ser madre, otra vez.
 
Me molesta mucho más que hayan mujeres que no sean capaces de ver sus límites, sus errores o sus debilidades. 

Soy fuerte, y soy luchadora. Yo me considero mucho, todos los días, pero los botes se me resisten, tengo que pedir ayuda para abrirlos. ¿Soy débil? No, simplemente no tengo bastante fuerza en los brazos. Pero os aseguro que mi alma y mi corazón son fuertes, como una piedra. 

Tenemos la suerte de llevar adelante y dentro nuestro un ser vivo al que llamamos o llamaremos hijo/a. Creemos en la magia de la vida, creemos en la igualdad, creemos en nuestros derechos, y creemos en nuestras virtudes. Sin olvidarnos de nuestros defectos, que cada una tiene los suyos, al igual que, ellos, tienen los suyos. 

No somos perfectas, y yo, tampoco quiero serlo. 
Somos mujeres. 
Iguales y diferentes. 

Que hoy me feliciten, por ser mujer, o por ser trabajadora, me parece patético, de verdad, no me gusta. 

No me gusta ese odio camuflado en feminismo, no me gusta la discriminación, en ninguno de sus casos. 

No me gusta. 

Hemos conseguido mucho, y nos queda mucho por conseguir. 

Luchemos todos los días por lo que nos importa, por nuestros derechos, por nosotras. 

Pero TODOS LOS DÍAS.