5 razones por las que merece la pena contratar un wedding planner

Hace unos días Chus Alcaraz compartió este artículo y me pareció muy acertado, interesante y de gran ayuda. 




Magenta no es wedding planner, (ni queremos serlo) cada maestrillo a su librillo. Hay muchos PROFESIONALES que han estudiado y se han formado para serlo. Yo, personalmente, no. 

Eso no quiere decir que no trabajemos con ellos. Posiblemente  una de las mejores cosas que tiene mi trabajo es precisamente eso, compartirlo con grandes profesionales. Con los que es un verdadero placer y un gustazo trabajar, y ver como poco a poco van cogiendo forma las ideas, que acabaran siendo, vuestra boda.

Conozco a unos cuantos, y me han hablado (maravillas) de otros. No se me ocurriría aconsejarte solo uno. No puedo. 
La elección es tuya, y como todo en esta vida, debes de valorar más allá de un presupuesto o un nombre con 'gancho'. 
El feeling, esa corazonada que sientes que te dice que todo va a salir bien, es la que cuenta. La que tienes que valorar y con la que te tienes que quedar a la hora de elegir. 

foto: nosotras.com


Y ojo, no todos han estudiado, no todos pagan sus impuestos, no todos emprenden, luchan y sueñan. 
Si no eres capaz de comprarte unos pendientes de imitación , tampoco contrates al primer o primera wedding planner que se te plante delante con un presupuesto lleno de cosas hand made, de materiales reciclados y de cosas que el o ella hará porque ha visto un tutorial diy

Te parecerá que tiene mil recursos, que domina la situación, te hablará de 'sus bodas', del photocall taaaan bonito que hizo (copiando de pinterest). Y yo soy muy fan de pinterest, puedes coger ideas, y con creatividad, te saldrán otras nuevas para hacerlas, pero una cosa es coger ideas y otra muy diferente, copiarlas.

Hay muuuucho en una boda, como para elegir a cualquiera. Está en sus manos que TODO salga bien, no lo olvides. 

Vais a confiarle el día más mágico que tendréis nunca. Vais a confiarle vuestra tranquilidad, y eso, es lo primero que os tiene que transmitir. 

Va a encargarse de todo, si os falta tiempo para llegar a todo, un wedding planner es lo que necesitáis. No sólo se encarga de montar tu boda y hacer que todo sea bonito, busca presupuestos, te da ideas, se prepara para cualquier imprevisto, suelen tener plan A, B y C, por lo que pueda pasar...

Coordina cada detalle, los proveedores, las flores, el montaje del banquete, las horas en las que el fotógrafo y videógrafo tienen que ir a vuestras casas, coordina absolutamente TODO y vosotros os despreocupáis, o os preocupáis de otras cosas, que en una boda hay mucho más que una decoración bonita y una novia radiante.


Son realistas, y no siempre te dicen lo que queréis escuchar. Si tienes una idea de bombero, te harán ver la viabilidad de la misma, si la quieres, la harán realidad, pero van a analizar cada detalle, para que tengáis la boda soñada, haciéndote tener los pies en el suelo. [yo me flipé bastante, y suerte que teníamos wedding planner que en muchas ocasiones me hacia aterrizar a la realidad]