hoy empieza mi año


Para mi, mi año empieza hoy.

Seamos realistas, los propósitos del año nuevo no puedes empezarlos el día 1 de enero...con tanta fiesta es imposible eso de: comer sano, hacer ejercicio o apuntarse a idiomas...

Lo bueno empieza hoy. Es el día detox por excelencia, el día en que te das cuenta que el turrón ha causado estragos cuando tienes que apretar la barriga para poder abrocharte el pantalón...



Si, el primer propósito es comer bien, o mejor dicho, seguir comiendo bien.

El segundo, empezar a hacer deporte, sacar horas, no buscar excusas, y mover el body. Más que por una cuestión estética o física, por una cuestión de salud. Y hoy empiezo... Ya os contaré avances y como lidio con las agujetas... Porque aparecerán, me lo veo venir, de hecho, creo que ya empiezo a notarlas y aún no he empezado...

El tercer propósito (quizá en el que más hincapié deba hacer) no esperar para poder sorprenderme.
Me considero una detallista (demasiado tal vez) y no lo hago esperando nada a cambio, de verdad, aunque debo confesar que me molesta que no se acuerden de mi, que no se tenga un mínimo detalle conmigo. El dar, no implica recibir, lo sé. Pero he aprendido y necesito seguir aprendiendo a separar, diferenciar y ser detallista solo con quien lo merezca.

Otro propósito es cuidar y mimar. Va muy ligado con el propósito anterior.
He pasado nueve meses (¡nueve!) con fiebres, muy altas, con una pérdida de peso excesiva (para tan poco tiempo) con médicos y pruebas.  
Han sido muchas personas las que me han cuidado y me han mimado. Personas que han aparecido, y otras que han resaltado más que otras. Me han cuidado y me han mimado. Con esas personas, tengo mucho pendiente. Mucho por agradecer, mucho por alabar. Mucho que cuidar y que valorar.
Los que estaban y han resaltado tal cual apuntes marcados con fosfi, han subido un peldaño, y sé, que difícilmente van a bajarse. Las que han aparecido (dos especialmente) me han cargado las pilas. Hay días que me han dado un chute de adrenalina, de fuerza, de valentía. Y esas, quiero que se queden. Forever and ever.

Y el último propósito para este año, que para mí, empieza hoy, es seguir adelante con magenta, seguir creciendo y aprendiendo a partes iguales, hacer de vuestros pedidos, regalos y momentos, hacerlos mágicos, especiales.
Me hace inmensamente feliz ver vuestras fotos, vuestros regalos, leer vuestras bonitas palabras, y eso es la principal razón por la que cada día subimos la persiana con una gran sonrisa. 
Lo vuelvo a repetir, y no me cansaré jamás de daros las ¡GRACIAS!