¡gracias Sandra!


No te puedes imaginar el vacío que has dejado. Llevo toda la mañana mirando la puerta por si apareces de nuevo.



Hoy es mi primer día sin Sandra. 
La chica que ha estado en Magenta haciendo las prácticas.


Ha sido, para mi, una GRAN experiencia. He tenido a la MEJOR ayudante que podía tener.

Ha currado como la que más, ha sobrevivido a mis locuras y mis arrebatos, en el tiempo que ha estado no se cuantas veces hemos cambiado la tienda, ya me he descontado.

Ha vivido una navidad, una campaña fuerte que, además, hemos combinado con la feria de navidad, y hemos hecho más horas que un reloj.
Me ha ayudado en todo.
He aprendido un montón de cosas de ella.
Ha venido a trabajar siempre con una sonrisa, aun estando resfriada o estando de bajón.

Os ha atendido, os ha aconsejado y os ha ayudado.
Ha empaquetado, ha hecho pedidos. 
Me ha ayudado mucho con las fotos para redes sociales, ha desembalado, etiquetado, marcado y ha cuidado cada detalle.
Ha aprendido todos los entresijos de la web. Conoce a los distribuidores, ha sido mi agenda, y mi cabeza.
Si, he tenido a la MEJOR.

Y he tenido alguien con quien compartir mis miedos, mis alegrías, mis rayadas, mis historietas y mis sueños.

He tenido regalo de Reyes y de Papá Noel, que sabe muy bien lo que me gusta a mi la navidad y ha tenido el detallazo de acordarse de mi.

He tenido (y tendré) una amiga que ayer me envió un whatsapp precioso y fuí incapaz de contestarle con coherencia, qué llorera que me pillé...

Espero que vengas a verme, que nos tomemos un café, que nos contemos historietas y que nos riamos de chorradas.

Te deseo mucha suerte, porque mereces ¡toda la del mundo!

Eres un sol

Te voy a echar muchiiiiiiiiiiiiisimo de menos, sólo espero que la vida del autónomo cambie y pueda hacer que te quedes conmigo mucho más tiempo. Porque ya sabes, Sandra, que contigo, puedo cerrar los ojos y saber que todo va estar mejor que bien.

Ya sabes dónde encontrarme, y ya sabes que si tengo que contar con alguien, va a ser, contigo.

Mil gracias de todo corazón por todo lo que has hecho por mi, por magenta y por nuestros clientes.

Gracias por ser un soplo de aire fresco.

Gracias de verdad por portarte tan bien, por currar tanto y por haberme dado tanto cariño y tantos buenos ratos.

Podría estar escribiendo mucho más sobre tí, y nada sería malo. Sólo tengo palabras de agradecimiento, y lágrimas en los ojos por saber que ya has acabado. 

Para mi ha sido una experiencia, espero haberte aportado la mitad de lo que tu me has aportado a mi.



Un besote enorme bonita!!



Cuidate muy mucho, y jamás dejes de sonreir!



¡GRACIAS SANDRA!

Pd-esta tarde nos vemos y lloramos juntas si es necesario!