zona de confort


Hace días que estoy leyendo mucho frases como:

'Quiero abandonar mi zona de confort'
'Voy a dejar mi zona de confort'
'Voy a olvidarme de mi zona de confort'


Pero, ¿qué es la zona de confort?

¿Acomodarse entre almohadones de plumas, mirar por la ventana como llueve con una taza de chocolate caliente mientras ves una peli?
¿O es abandonar la comodidad cotidiana y luchar por nuestros sueños?

Creo que hay mucha gente que piensa que está acomodada y tiene una visión errónea de ellos mismos. Conozco a poca gente con 'zona de confort', igual soy una suertuda, pero pocos tienen pegado el culo al sofá esperando a verlas venir mientras miran por la ventana y su vida se escapa a la velocidad de la luz.

Hay muchas, muchísimas, personas que luchan por sus sueños, que no se conforman con lo que tienen, quieren más. Y no me refiero a cosas materiales ni experiencias adquiridas por un viaje o por pasar una temporada viviendo en el extranjero. Me refiero a crecimiento personal.

Lo vuelvo a repetir, igual soy una suertuda, pero los que me rodean piensan en avanzar. En crecer emocionalmente, en crecer a partir de experiencias.
Las experiencias aparecen, y son las que te llenan.
Afrontar situaciones, fáciles o difíciles, buscar soluciones y ser resolutivos.
Planificar un día, una semana o todo un mes.
Posiblemente sigamos acomodados y acomodadas, o en nuestra zona de confort.
Posiblemente avancemos a pasitos pequeñitos, pero estamos avanzando, que es lo importante.

Y avanzar puede ser cambiar de mentalidad, cambiar la manera de ver las cosas, de afrontar la realidad. Cambiar y salir de nuestra zona de confort puede ser fácil. Sólo hay que proponérselo.

Ver la vida pasar por la ventana es la opción más cómoda, pero no la más gratificante, ni la que llena, ni la que se disfruta.

Abandona tu zona de confort pero que nadie te quite tu 'momento confort' ese de sofá, peli y mantita.

¡A vivir!
¡A compartir!
Y ¡a ser muy FELIZ!