yo me lo guiso, yo me lo como

 Yo me lo guiso, yo me lo como


Cuando decides emprender un negocio o un proyecto te das cuenta de que te va a tocar ser, dependienta, contable, intento de fotógrafa, informática y todo lo que se preste.

Piensas que no hay reto imposible para ti. Aquí una licenciada, ceramista, especialista en inkjet y con conocimientos de diseño y muy apañá decide hacerlo todo.


Pero llega un momento en que no se puede abarcar todo.

Quien mucho abarca, poco aprieta

Y en momentos de flaqueza, de esos que todos tenemos, te das cuenta que poder, puedes, pero podrías si el día durara 40 horas o unas pocas más...

A todo no se llega, y para llegar mal, mejor buscar ayuda. No puedes hacer veinte cosas al mismo tiempo, y dejarte otras tantas para hacer cuando bajes la persiana. Ni ponerte palillos en los ojos para no dormirte mientras revisas tus cuentas en redes sociales.

Si necesitas ayuda, ¡silva!

Y busca. Sobretodo, busca.
Yo he buscado a quien me ayude, y me he decantado por dar una oportunidad a estudiantes. Hay ciclos formativos de comercio, y tienen que hacer prácticas.
Alguna vez, todos, nos hemos enfrontado por primera vez al mundo laboral. Sin nadie que te explique, que te guíe, que te aconseje o te cuente cómo lo hace. Te sientes perdido, no sabes si preguntar o no, no quieres parecer torpe, pero justo cuando te dicen de hacer algo y pones todo tu empeño, la pifias en la cosa más absurda... ¡tranquilidad! a todos nos ha pasado, nadie es perfecto. Y si no te ha pasado... date tiempo.

He decidido dar el paso, y la oportunidad.
En breve magenta crecerá, seremos uno o una más. Me ha dado igual, chico que chica. No me importa la edad, ni me interesa saber su signo del zodiaco.
Quiero una persona ilusionada, que le guste magenta, que quiera aprender. Quiero enseñarle, y quiero hacerlo bien.
Que conozca a los clientes, a los proveedores. Que trate con ellos.
Quiero que haga pedidos, que aporte todo lo positivo que pueda tener guardado, quiero que crezca conmigo. Voy a ser su tutora de prácticas, y quiero que se lleve una buena experiencia y sobretodo, muchos conocimientos en los bolsillos.

Y es que aquí se hace de todo, se pasa el mocho, se prepara un pedido, se etiqueta y se archivan facturas. Lo que viene siendo, un negocio. Sin descuidar los e-mails, las redes sociales y el buen funcionamiento de la web. Y sin descuidarnos nosotros, ese momentito de desconexión que sabe a gloria, para almorzar, tomar un café, o visitar la heladeria (la tenemos tan cerca que es una perdición)


Vamos a canalizar energías, vamos a hacer todo lo que nos hemos propuesto, y no vamos a dejar de crecer. La unión, dicen, hace la fuerza. Y la unión nos hará crecer, para evitar descuidarnos, para no bajar la guardia en ningún momento, abarcar mucho, pero repartiendo el trabajo.

Nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos. Y quedan muchas más noticias por dar, cuando lo tengamos todo cerrado, os contamos muchas más novedades!

¡Cómo me gusta hablar en plural!

ésto solo ha hecho que empezar...