que te las den con queso- quesomentero cheese bar


Ni soy crítica gastronómica, ni quiero serlo. Me gusta comer bien y me gusta compartirlo.

Hace un tiempo dije que era fan del sushi y del guacamole, ¡olvidé el queso! Somos como ratoncitos, nos gusta muchísimo.

Hace poco fuimos a cenar a 'Quesomentero', imagina de que va el tema...

Dicen que el vino no combina bien con el queso, esconde sabores y aromas que no podemos detectar en paladar, de ahí la expresión 'que no te la den con queso' porque esconde los aromas y los matices del vino. Pero a mi me parece que combinan a la perfección.

En quesomentero probamos las tablas surtidas de queso, nos explicaron como era cada uno, como se elaboraban, como los curaban, su origen y sus matices. Nos aconsejaron el orde para comerlos, un acierto.
Probamos verdaderas delicias, unos panecillos rellenos de queso, con foie por encima... ¡Una delicia!



Tostas de queso y jamón, un básico, sí, pero que queso... ¡Y qué jamón!



Fondue para compartir, con trozos de pan de distintos sabores...





A estas horas más de un estómago debe estar rugiendo, lo sé.

Hay algo que me encantó, los detalles. A parte de tener un trato excepcional, el menaje es ideal, corazones, platos con diferentes serigrafías, salvamanteles con diferentes diseños... Esas cosas suman, y quesentero lo sumó todo.

Por no hablar del postre... Sólo te diré que si vas, debes pedir su tarta de queso, hecha a su manera, muy original, y ¡riquisima!

Volveremos, es el paraiso de los quesos, y nosotros somos quesomenteros.
¡Gracias por todo!