nos colamos en el taller de 'Peus d'ànec'

Hoy nos colamos en el taller de ‘Peus d’ànec’ (pies de pato)

Para empezar os cuento qué es:
Peus d’ànec es un proyecto personal de Sara, impulsado en gran parte por JC
Sara siempre, siempre ha sido muy creativa (hace ya unos cuantos años que la conozco).
Tras montar una empresa de producción teatral, tras haber realizado un montón de vestuarios y escenografías. Sara y JC decidieron ser padres. Y llegó el momento de conciliar.
Conciliar trabajo y familia. Y la verdad, les admiro a ambos, porqué lo han hecho de la mejor manera posible.
Han optado por una vida más slow, más pausada, disfrutando de sus hijas, y de su vida. Han decidido vivir en el campo, cultivar sus verduras, tener sus gallinas… lo que viene siendo eso, una vida más pausada, dónde los problemas igualmente existen, pero la felicidad es más constate, o al menos la calidad de vida es mayor.

Sara se ha montado su taller de costura en casa, y cuando puede, cose. Y cose verdaderas maravillas…
De verdad, igual te arregla un roto que un descosido. Puede sonar a tópico, pero así es.



Pechitos para bebés, neceseres, riñoneras, y un montón de vestidos, cubre pañales para sus hijas, que son las mejores modelos que podía tener (son rebonitas)

Una de las muchas virtudes de Sara es su cabezonería. No hay nada que se le resista, y nunca se da por vencida. Que  no le sale el patrón. Cose, descose, vuelve a coser. Que hay una cremallera que no queda PERFECTA, pues debe quedar, cueste lo que cueste.



Su taller, como todos, sufre momentos de caos, ella dice que es un desastre, pero a mí me parece ¡¡una maravilla!! Entras y ves telas, retales, hilos, cintas, agujas, patrones y su querida máquina de coser. Se nota ese trabajo, esa esencia, esa ambición por la perfección y esas ganas de aprender cosiendo.
A mí me alucina… de verdad.

La costura puede que sea una de mis cosas pendientes por aprender, por eso me gusta tanto verla coser, ver como parece fácil, como la máquina va al compás de sus manos y es capaz de dominar las telas a su antojo. Simplemente, me quedo alucinada, es algo que me encanta…
Y de repente puede aparecer J con alguna historieta, o porque quiere un trozo de tela para tapar a sus muñecas… eso es conciliar. Y eso es digno de admirar.



Sara está apostando  por ella, por su proyecto, y por vivir de sus habilidades y de su profesión. Puedes seguirla en su blog y redes sociales:
Instagram:
Facebook: aquí

Te puede hacer lo que quieras a medida, para ti, para tu hijo o hija, pide por esa boquita, pocas cosas se le resisten.

Muchas de sus creaciones las puedes encontrar en magenta, porqué nosotros también apostamos por ella, apostamos por peus d’ànec. Y nos encantan sus visitas con el carro doble y sus dos preciosidades.


Así que ya sabes, no dejes de seguirla, que está pisando fuerte!!