el ¡sí, quiero! de Noemi y Paski

No se ni por dónde empezar... Os pongo en situación:

Dos de tus mejores amigos, activos, vitales, aventureros, de esos que casarse no estaba en sus planes. Esos amigos, que un buen día de navidad nos cuentan que en mayo, ¡se casan!
La noticia a parte de mucha alegría, nos llegó a sorprender, pero vaya... una boda, es una boda, y de dos personas a las que quieres en locura se convierte desde el minuto uno, en una super boda!

Pero aquí no acaba la historia... nos reunieron a 4 amigos un día para cenar en su casa, eramos la comisión de la fiesta, nos eligieron para organizar su boda, decorarla y hacerles la ceremonia. ¡Yujuuu!

Era la primera boda como magenta, y no era una boda cualquiera, era la boda de dos amigos, de dos personas a las que quieres con locura, de dos personas especiales y únicas... ¡papel y boli y que no se nos pase ni un detalle!

Empezamos a trabajar la comisión (gracias por dejarme conocer a vuestras niñas, son lo mejor de lo mejor)


¡manos a la obra!

Quedamos sábados, domingos, viernes para cenar, y cada cosa que hacíamos era sorpresa para los novios. Hicimos conos de papel para el arroz, un libro de firmas personalizado, decoración, el seating plan, las minutas y chapas personalizadas para los invitados... (y seguro que me estoy dejando algo)
Y una ceremonia hecha para ellos, tal cual son, que los identificara, en la que hablaron amigos y familiares. Contaron batallitas, anécdotas, vivencias Y hablaron de emociones, sentimientos y pasiones. Una ceremonia que tenía como finalidad llegar a un destino: FELICIDAD. Azafatas de vuelo, instrucciones de vuelo y un piloto.

Si ya los queríamos, después de ese día, los queremos aún más. Nos dejaron participar en su boda, nos implicaron en ella como si fuera la nuestra, y como bien nos dijo el novio, "hoy nos casamos los 6". Y lo hicimos, un para toda la vida y un ¡si, quiero! conjunto, comunitario. Dónde nos prometimos querernos y ayudarnos siempre.
Si esto no es una verdadera amistad, que alguien me explique lo que es.

El esfuerzo mereció la pena. La media rota antes de empezar la ceremonia, también. Los coches cargados hasta la bandera, zapatos de recambio para bailar toda la noche, conversaciones por line, mails recordatorios, asignación de tareas...y muchas risas, las risas si que no faltaron.

Llegó el 22 de mayo, entrada triunfal de los novios.
Paski sobre una vespa
Noemi en un seiscientos blanco que conducía su hermano Oliver.



Mila y María, conteniendo las lágrimas.
Llanos, Lur y yo, entrelazando manos para que la energía fluyera entre nosotras.
Carmen y Blas, pendientes de cada momento.
Invitados dispuestos a darlo todo.
Unos novios felices, radiantes, ¡guapísimos!

 Y así quedó:

entrada al restaurante

decoración en el jardín

Las mesas tenían como temática, los viajes. Cada mesa era una ciudad, y en el libro de firmas, hicimos una hoja para cada una de ellas, así cada mesa firmaba en su hoja.


mesa del libro de firmas





¡Gracias Cuxufletos!
¡Gracias Lur, Llanos y Xavi!


Lugar: Els Lledoners (Castellón)
Fecha: 22 de mayo
fotografía y video: triangulo bodas (¡que grandes sois!)


"lo mejor está por llegar"
Noe, sé que te encanta ésta frase


magenta.-